caverta 50 ranbaxy tentex forte punjabi texaspharmacy viagra soft stendra 2018 savings card silagra 100 how to use tamil super kamagra tablete

Glifosato, lo que usted usa como herbicida, es cancerígeno según la Organización Mundial de la Salud

 

Por Ivonne Sánchez [Radio Francia Internacional] – La Agencia del cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó recientemente al glifosato de cancerígeno “probable” para el hombre. El glifosato es el principio activo del herbicidaRound up creado por Monsanto, el herbicida más utilizado en el planeta, tanto en la agricultura como en la jardinería, pero también en la lucha contra las drogas en la selva y bosques, como en el llamado Plan Colombia.

Es la primera vez que una institución oficial como la Agencia internacional de investigación sobre el cáncer (IARC) califica de cancerígeno al glifosato. La agencia del cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud, ha llegado a esta conclusión luego de un año de trabajo de un grupo de 17 expertos internacionales de 11 países, entre ellos, Chile y Nicaragua. El doctor Dana Loomis de la agencia de Cancer explica: “El grupo de trabajo… ha hecho una revisión exhaustiva de todos los estudios disponibles del cáncer sobre los animales en laboratorio, estudios epidemiológicos sobre personas expuestas al glifosato, también los estudios toxicológicos sobre los mecanismos del cáncer…..la agencia utiliza un proceso muy riguroso de revisión con los mejores expertos del mundo, sin conflicto de intereses”.

Una buena noticia para las asociaciones ecologistas que llevan años denunciando los efectos nocivos del glifosato, como Maria Pelletier, presidenta de Générations Futures:  «Esta clasificación valida al mismo tiempo varios estudios, incluyendo el estudio llevado a cabo por el equipo del profesor Gilles Eric Seralini … lo que ahora tienen que hacer los diferentes Estados de mundo es prohibir la utilización de tal producto”.

Sri Lanka es el único país en el mundo que por el momento tiene prohibido el uso del glifosato. Pero se espera que otros países sobre todo Argentina, Paraguay, Brasil, países donde hay mucho cultivo de transgénicos, tomen la misma decisión. Así lo piensa la periodista francesa Marie Monique Robin quien hace unos años denunció los peligros del glifosato en su libro y documental «El mundo según Monsanto«. Ella también da la bienvenida a esta clasificación: “Esta organización que depende de la OMS tuvo mucho coraje para pronunciar esta decisión y declarar lo que se sabe desde hace mucho tiempo, que le glifosato es un producto altamente tóxico y cancerígeno”.

Además de que el glifosato es cancerígeno probable, puede ser un perturbador endocrino. Otro debate es la utilización del glifosato en la lucha contra las drogas, como en el llamado Plan Colombia, donde aviones fumigan con glifosato las selvas y los bosques para destruir los cultivos ilícitos contaminando  los ecosistemas y cosechas de estas tierras.

El grupo Monsanto por su parte, fabricante del Round up, expresó su desacuerdo con las conclusiones de la agencia internacional de investigación sobre el cáncer. Hay que recalcar que en el 2000 la patente de Monsanto expiró, por lo que muchos otros fabricantes sobretodo en China elaboran este producto.

Entrevistados: Dr. Dana Loomis, de la Agencia Internacional de investigación sobre el cáncer, Maria Pelletier de Générations Futures y Marie Monique Robin, autora del libro y documental “El mundo según Monsanto” y también de otro documental “Nuestro veneno cotidiano”, sobre cómo los herbicidas no son bien reglamentados.

 

Los riesgos de vivir con glifosato

Por Hugo Passarello [Radio Francia Internacional] – El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo y el resultado del estudio de la Agencia del Cáncer confirma las observaciones de ONGs y grupos de científicos de varios países, que ya habían advertido de este riesgo.

Una de las consecuencias más concretas del anuncio de la IARC fue la decisión del gobierno colombiano, el pasado 9 de mayo, de abandonar el uso del glifosato en la lucha contra los cultivos ilícitos en selvas y bosques.

El herbicida representa un negocio multimillonario a escala mundial y el estudio de la IARC ha suscitado reacciones a favor y en contra, tanto en la comunidad científica como en la empresarial.

La clave está en la palabra “probable”. La doctora Kate Guyton, científica sénior de la IARC, se expresa a propósito de este aspecto del asunto : «Nuestras evaluaciones están hechas por grupos internacionales de científicos experimentados. Ellos concluyeron que el glifosato es «probablemente» cancerígeno para los humanos. Esto es, la identificación de un riesgo. Por ejemplo, sabemos que fumar causa cáncer, pero no significa que si uno fuma, necesariamente va a tener cáncer

Quisimos escuchar también los testimonios de quienes viven con el herbicida día a día y por eso viajamos hacia un país de América Latina, Argentina, que rocía aproximadamente cada año 28 millones de hectáreas con glifosato.

Roundup es el nombre comercial del herbicida faro de Monsanto, cuyo principal componente activo es el glifosato. En Argentina, se usan alrededor de 300 millones de litros de este producto, clave en la producción agrícola, especialmente en los cultivos de soja, una de las principales riquezas del país y de sus productores.

En Argentina, muchas voces se alzan contra la restricción o la prohibición del glifosato porque es una pieza fundamental del modelo económico. Permite al Estado obtener enormes ingresos por medio del impuesto a la exportación. Además, muchos productores, en especial los pequeños, aseguran que logran obtener ingresos gracias a la estabilidad que brinda el herbicida, al mejorar las probabilidades de obtener una buena cosecha.

El glifosato y la salud

El doctor Medardo Avila Vázquez, de Córdoba, en el centro de Argentina, lleva años observando cómo el glifosato alteró no solo la economía, sino la salud de los habitantes rurales. Vázquez coordina la red de Médicos de Pueblos Fumigados, que sigue de cerca las consecuencias de los herbicidas en la salud de la población. Además del aumento de los casos de cáncer, observó que el glifosato causa malformaciones en los recién nacidos.

El doctor Vázquez considera que los habitantes de los alrededores de los campos fumigados corren peligro. Por si fuera poco, el médico asegura que encontraron  glifosato en el agua de lluvia. Propone que se fumigue a partir de una distancia de 1000 metros de las viviendas, a fin de reducir el impacto del herbicida en la salud sin alterar la estructura económica de la región.

En Colombia, el gobierno fue más drástico: el presidente colombiano Juan Manuel Santos anunció que se dejaría de utilizar el glifosato para fumigar los cultivos ílicitos, en el marco de un plan de lucha antidrogas financiado por Estados Unidos. Las fumigaciones se concentran sobre todo en el sur del país, feudo de las FARC, y fueron durante años el objeto de críticas. Para algunos las aspersiones aéreas no fueron lo suficientemente efectivas en la lucha contra el narcotráfico y provocaron graves daños a la salud de los pobladores. Entre esas voces críticas está la de Camilo González Posso, ministro de Salud de Colombia entre 1990 y 1992.

Y la mención de Vietnam es apropiada, porque además de la controversia alrededor del glifosato, varias empresas agroquímicas como Monsanto deberán presentarse ante la justicia francesa por el uso del llamado ‘agente naranja’, un herbicida que contiene dioxina y que los militares estadounidenses utilizaron durante la guerra de Vietnam de 1961 a 1975. La querella fue presentada por una ciudadana franco-vietnamita de 73 años, víctima de las fumigaciones del elemento químico.

Según las autoridades vietnamitas, tres millones de personas fueron expuestas a la substancia y en al menos 150.000 niños se registraron malformaciones congénitas.

Entrevistados: Gerardo Bruno, agricultor y presidente de la Sociedad Rural de Roque Pérez en Argentina; Dr. Medardo Avila Vázquez, coordinador de Médicos de Pueblos Fumigados; Dra. Kate Z. Guyton, científica de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud; Camilo González Posso, ministro de salud de Colombia entre 1990 y 1992.

Comparte con tus amig@s
”Aporta

Unete a la discusión

comentarios

Radio Francia Internacional on FacebookRadio Francia Internacional on Google
Noticiario Internacional at RFI
RFI es una radio del servicio público francés, destinada a diferentes poblaciones o comunidades del mundo. Es la primera radio francesa de información internacional continua. RFI propone programas en francés y en otras lenguas a través de sus redacciones en París y sus filiales en el extranjero. Su red de corresponsales es única y dispone de diez oficinas permanentes en el mundo.

Radio Francia Internacional

RFI es una radio del servicio público francés, destinada a diferentes poblaciones o comunidades del mundo. Es la primera radio francesa de información internacional continua. RFI propone programas en francés y en otras lenguas a través de sus redacciones en París y sus filiales en el extranjero. Su red de corresponsales es única y dispone de diez oficinas permanentes en el mundo.