Se acabó “ Fatmagul” y no causa contra “El Manco”… ¿y ahora qué …?

 

Voces Utuadeñas | Wigberto Meléndez Torres

 

Durante el pasado mes la atención de los puertorriqueños se centraba en la serie  turca y el juicio de asesinato contra el manco.  Finalizó la serie Fatmagul y  no encontraron causa contra Manco, todo durante esta semana. ¿En qué el ciudadano boricua pondrá su  atención de ahora  en adelante? Los medios de comunicación dirigirán la atención a lo que nos mantenga en estado hipnótico. La semana que viene caemos en impago. Lleno de optimismo, me gustaría traer la atención hacia un tema en el que nos va la vida como pueblo. Los nuevos retos de Puerto Rico ante el gran problema económico que hemos venido confrontando en los últimos años exigen atender el problema político con la inmediatez apremiante comparable  a la de aquel  abogado que necesita detener el proceso de ejecución de su cliente  quien ya se encuentra en el paseo de la muerte.

Puerto Rico viene a ser parte de los Estados Unidos, como  territorio, bajo el Tratado de Paz entre España y los Estados Unidos, conocido como el Tratado de París del 10 de diciembre de 1898. Algunas fechas significativas luego de este acontecimiento nefasto de nuestra historia como pueblo debemos refrescarlas para poder entender de qué es de lo que en realidad se trata todo este asunto que se está viviendo a nivel de Congreso y a nivel local.  En primer lugar, el 12 de abril de 1900, se aprueba por el Congreso de los Estados Unidos la primera ley orgánica para Puerto Rico. Esta ley provee para un gobierno civil y mantiene la isla como un territorio de los Estados Unidos. En segundo lugar, casi dos décadas luego, el 2 de marzo de 1917 se aprueba la Ley Jones. Con esta ley se le otorga la ciudadanía Americana a los que nacen en Puerto Rico, se establece una Carta de Derechos, y se mantienen aspectos de carácter territorial en manos del imperio,  tales como la economía y el control fiscal. Tercero, el l 3 de  julio de 1950, el Congreso Federal aprueba la Ley 600. Esta ley provee al pueblo de Puerto Rico para desarrollar su propia constitución. La ley 600 le brindaba al pueblo el control de las actividades de gobierno interno. Dicha ley conservaba todos los artículos bajo las Ley Jones y Foraker, al igual que el Tratado de París. Por último, ya para el 25 de julio de 1952 Puerto Rico inaugura su propia constitución al igual que la condición presente, mal llamada, Estado Libre Asociado. Crecimos escuchando que el estado libre asociado había sido creado para garantizar el progreso y la seguridad nuestra y de nuestros hijos dentro de un status de plena dignidad política, basado en la unión permanente entre Puerto Rico y los Estados Unidos, consagrada, en un pacto bilateral que no podía ser alterado sino era por mutuo acuerdo. UJUMM.

Los independentistas desde antes de 1898 al presente han tenido claro que la independencia de Puerto Rico es la única solución viable para el bienestar, el progreso y la felicidad de nuestro pueblo. Ramón Emeterio Betances, José De Diego, Eugenio María De Hostos, Pedro Albizu Campos, Gilberto Concepción De Gracia, Rubén Berrios Martínez, Filiberto Ojeda Ríos,  han sido voces en el desierto debido a como bien señala  María De Lourdes Santiago, “esa emboscada psicológica que ha representado el colonialismo para nuestros hermanos puertorriqueños”. Dichas prédicas han costado sufrimiento, persecución,  destierro, encarcelamiento, y hasta la muerte  en el peor de los casos pero no por ello opacaron la proeza de hacerle saber al pueblo y al mundo  la importancia de creer en la dignidad y en la libertad de nuestra Patria.

Nunca antes las circunstancias fueron favorables para lograr ese fin. Hoy en cambio, en momentos en que el país se despierta absorto ante la cruda realidad de que no existe tal estado libre asociado, de que no hay tal pacto bilateral, pues la legislación imperial en discusión en el Congreso, con miras a crear una junta de control fiscal en la isla, no es otra cosa que la más vergonzosa manifestación del poder imperial sobre un territorio; No puede haber existido terreno más fértil para la prédica de la independencia que el momento que vivimos hoy. Dichas circunstancias cambian favorablemente para bien de nuestro pueblo. Gracias al movimiento independentista no hay puertorriqueño hoy en día  que no sepa que somos una colonia. El mundo ya estaba enterado.  Todos los hermanos que aún no son  independentistas saben que se necesita un modelo económico, (que no puede ser el estado libre asociado),  que nos permita salir del abismo donde nos encontramos, una economía sin muestras de crecimiento por más de una década mientras el capital extranjero se lleva billones de dólares al año de nuestro país.  Coinciden nuestros hermanos en que para ello debemos de eliminar las leyes de cabotaje o cuando menos evaluar dichos estatutos. Tienen claro  que debemos controlar la materia prima y el costo al que entra a nuestra isla. Se expresan en favor de legislación  que permita  proteger nuestras industrias de los intereses comerciales de los Estados Unidos para el logro del  desarrollo económico al que aspiramos.

Todo eso, en lo que ya están claros nuestros hermanos que aún no son independentistas,  solamente se logra por medio de la independencia. La única herramienta nuestra pues la estadidad le compete al imperio.  De manera que la independencia es una necesidad para el desarrollo de nuestro país y la única alternativa real con que contamos. Solo un partido político y una candidata, de entre todos los protagonistas en estas elecciones del 8 de noviembre del 2016, tiene la experiencia, la firmeza, los atributos y cualidades necesarios para lograr encaminar nuestro país hacia la solución del problema del status y un desarrollo económico adecuado. Así que los invito a dar el paso más trascendental de nuestra vida política. En estas elecciones está en juego nuestro futuro como nación. Basta ya de echarse las culpas cada cuatro años entre el azul o el rojo. El pueblo es quien con su voto y creyendo los cuentos bisiestos de quincalla, comparables a la tierra de Frigia del Rey Midas, ha llevado al poder a los responsables del descalabro de las instituciones gubernamentales. De manera que ni Fatmagul, ni el Manco, el pueblo y solo el pueblo tiene un alto  grado de responsabilidad sobre la situación en que se encuentra sumido nuestro país. La propaganda mediática nos duerme mientras el país se hunde.  Ya es tiempo de que utilicemos, al fin, el voto de forma inteligente y efectiva. Unámonos en un solo propósito, ni junta de control fiscal ni colonia. Lo que este País requiere es encaminar el proceso de descolonización cuanto antes. Marchemos todos juntos por la independencia. Para nuestro pueblo LIBERTAD.

Comparte con tus amig@s
”Aporta

Unete a la discusión

comentarios

UtuadoHoy.com on EmailUtuadoHoy.com on FacebookUtuadoHoy.com on InstagramUtuadoHoy.com on TwitterUtuadoHoy.com on Youtube
UtuadoHoy.com
Noticiario de Utuado at UtuadoHoy.com
UtuadoHoy.com fue lanzado online en julio de 2010 convirtiéndose en el primer noticiario 100% online en Puerto Rico. Sirve principalmente a Utuado pero también publica noticias e información de los municipios de Adjuntas, Jayuya, Lares, Hatillo, Camuy, Arecibo, Barceloneta y Florida.

UtuadoHoy.com

UtuadoHoy.com fue lanzado online en julio de 2010 convirtiéndose en el primer noticiario 100% online en Puerto Rico. Sirve principalmente a Utuado pero también publica noticias e información de los municipios de Adjuntas, Jayuya, Lares, Hatillo, Camuy, Arecibo, Barceloneta y Florida.